Pasos y herramientas para cambiar una rueda de coche

Las herramientas para cambiar una rueda de un coche son bastante básicas y difieren bastante si el cambio se produce en el exterior, cuando hemos pinchado en una carretera o en un camino y no podemos continuar, o si la rueda del coche nos permite llegar al taller más cercano.

Cambiar las ruedas del coche no es complicado y lo podemos hacer nosotros mismos, aunque siempre es mejor llevar el coche al taller o llamar a una grúa, puesto que a veces el problema no es quitar la rueda, sino el peligro que conlleva hacerlo.

Herramientas necesarias para cambiar la rueda de un coche

Todas las herramientas para cambiar una rueda las llevamos casi todos en el maletero del vehículo, y decimos casi porque ahora mismo hay coches que solo llevan un kit antipinchazos que sirve de poco, o que directamente no llevan nada.

Una llave normal o de impacto

Para cambiar las ruedas del coche necesitamos aflojar los tornillos y eso lo hacemos con una llave.

Si el vehículo lleva rueda de repuesto debe de tener una llave en el maletero, en un lateral, o encima de la misma rueda, que en muchas ocasiones sirve de poco porque es muy corta y no vamos a poder hacer palanca con ella.

Por eso, una buena idea es comprar una llave de cruceta, mucho más fuerte que las que traen los coches de serie y con la que la palanca es mayor, pudiendo aflojar las tuercas usando el pie y el peso del cuerpo.

En el taller usarán una llave de impacto, con la cual las tuercas salen sin hacer ningún esfuerzo por duras que estén. El par de apriete también es alto y esa es la causa de que nos cueste mucho quitar las tuercas con una llave manual.

Existen llaves de impacto de batería, y dado el precio de algunas de ellas no es ninguna locura llevar una en el maletero si por cualquier circunstancia, como hacer conducción todoterreno, pinchamos a menudo y tenemos que cambiar muchas ruedas.

Con una de estas llaves el proceso se hace más cómodo y el tiempo necesario para cambiar una rueda disminuye de manera drástica.

Un gato o elevador

La otra herramienta que nos hace falta es un gato o un elevador. En la mayoría de los coches hay un gato para elevar el vehículo, uno manual que levanta el coche dándole vueltas a una manivela.

Dentro de los talleres hay elevadores o plataformas, en las que solo hay que colocar el coche y darle a un botón para ponerlo a la altura adecuada.

Pasos para cambiar una rueda de coche

Para explicar cómo cambiar una rueda de coche nos centraremos en la forma en la que lo haremos nosotros, ya que en los talleres es tan sencillo como subir al coche al elevador y quitar la rueda con una llave de impacto, poner otra y volver a apretar con esa misma llave.

Localizamos la rueda de repuesto

El primer paso es saber dónde va la rueda de repuesto si el coche la lleva. Las dos ubicaciones más corrientes son en el maletero, en el compartimento que queda oculto por la tapa o la moqueta que lo cubre, y por fuera del vehículo metido dentro de una especie de jaula.

En el manual del coche nos dirá cómo quitarla y dónde están las herramientas, las cuales pueden ir colocadas en los laterales del maletero o encima de la rueda de repuesto en una tapa con unos huecos.

Aflojamos la rueda pinchada

Usaremos la llave que viene con el coche, una de cruceta o una de impacto si tenemos acceso a ella para aflojar la rueda pinchada sin llegar a quitar los tornillos ni levantar el coche.

Esto nos permite hacer la fuerza necesaria para aflojarlas sin que el coche se mueva o que la rueda haga lo mismo.

Ponemos el gato y subimos el coche

Cuanto las tuercas ya están flojas colocamos el gato en su lugar. Los coches tienen uno o varios refuerzos que se suelen ver y es ahí en donde se pone el gato para no dañar la carrocería o el chasis. Si no los vemos podemos consultar el manual.

Una vez en su lugar subimos el coche lo suficiente como para sacar la rueda con comodidad.

Retiramos la rueda pinchada y ponemos la nueva

Ya con el coche alzado es hora de retirar las tuercas por completo y quitar la rueda dañada, para poner la de repuesto haciendo coincidir los pernos con los agujeros.

Es sencillo, pero dependiendo del tipo de llanta (pesa más si es de acero) y del ancho de la rueda hay que tener un poco de fuerza para ponerla en su lugar.

Una vez que la hemos metido en su lugar ponemos los tornillos y los apretamos un poco con cualquiera de las llaves que tengamos disponibles.

Terminamos de apretar una vez retirado el gato

El último paso es bajar el gato y quitarlo, para meter la rueda pinchada en el lugar de la de repuesto. Antes de recoger la llave hay que apretar por completo la rueda, ejerciendo bastante fuerza.

Al continuar la marcha conviene buscar una gasolinera, pues ninguno comprobamos la presión de la rueda de repuesto, por lo que siempre le va a faltar aire.

Las herramientas para cambiar una rueda son sencillas y para saber cómo quitar una rueda de coche no hay que ser ningún experto, solo tener en cuenta una serie de consejos básicos y algo de fuerza bruta, muy necesaria a no ser que contemos con la ayuda de una llave de impacto.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja un comentario